Flotabilidad

Importancia de la flotabilidad en el buceoControlar la flotabilidad cuando buceas no solo es necesario, sino  imprescindible. Una vez que estés listo para descender, asegúrate de
agregarle aire al BCD (el chaleco hidrostático) en rápidas ráfagas usando el botón de baja presión del inflador.

Agregar el aire suficiente será necesario para mantener firmemente  controlada tu velocidad de descenso.

Además, durante el descenso, es bueno que hagas respiraciones profundas de aire para detener tu propio descenso.

Entonces, cuando has logrado la profundidad deseada, el agregado de aire adecuado debe haber sido suficiente para poder mantener la flotación  neutra, mientras que tus propios pulmones se llenan hasta la mitad con el aire.

El ascenso será fácil tomando respiraciones rápidas. Recuerda que el descenso, por su parte, se logra llevando a cabo respiraciones lentas y profundas.

La inhalación de aire dentro de un patrón normal también afectará tu empuje hidrostático. Asegúrate de realizar ajustes en tu ritmo respiratorio para que puedas permanecer en el fondo, en el mismo lugar. Te lo aseguro:  ¡es una experiencia difícil de explicar! Hay que vivirla.

Al hacerlo, descubrirás que serás capaz de mantener menos aire en tus pulmones por lo que permanecerás más tiempo en flotación neutra. A continuación, tienes que ventilar un poco de aire de la BCD con el fin de realizar ajustes en la profundidad oceánica.

Tanto como sea posible, trata de mantener la flotabilidad neutra durante toda la inmersión. Además, asegúrate de utilizar las ráfagas de aire de corto, para que puedas aprovechar su efecto.

Recuerda que una vez que hayas tomado aire, te será más fácil ir hacia la superficie, y lo harás mucho más rápido. Como en mi propia experiencia, sentirás el cosquilleo del agua rozando tu cuerpo, a gran velocidad. Lo tienes que intentar.

Además, asegúrate de no contener tu propia respiración durante el buceo.

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *